Antes de la noche se cubrirán los yacimientos

Hoy amaneció una costra más de mugre en las cobijas
y una mano se extiende a las latas de atún húmedas.
No es invisible como la del cuento que por las noches
le musitan a Larrea, pero ¿cuánto cuesta reducir al hijo del rey
a una fotografía borrosa? Setenta mineros, una mancha de cobre
en los ríos que no se borra: detrás de cada gran fortuna
un cementerio y las ratas afuera muerden los muñones
de un teniente Dan sin piernas.

Larrea3


El nuevo número de Aesthetoscopio ⎯ Latires del siglo  se puede ecnontrar en Café Wi-Fi Café Zena, Macolen, y a partir de julio en la librería del Museo del Palacio de Bellas Artes y Casa del Poeta "Ramón López Velarde"
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s